Entrada DIALOGOS


ANDRÉS ALFARO HOFMANN ANDRÉS ALFARO HOFMANN ANDRÉS ALFARO HOFMANN ANDRÉS ALFARO HOFMANN ANDRÉS ALFARO HOFMANN ANDRÉS ALFARO HOFMANN ANDRÉS ALFARO HOFMANN ANDRÉS ALFARO HOFMANN ANDRÉS ALFARO HOFMANN ANDRÉS ALFARO HOFMANN ANDRÉS ALFARO HOFMANN ANDRÉS ALFARO HOFMANN ANDRÉS ALFARO HOFMANN ANDRÉS ALFARO HOFMANN
ÀNGELA MONTAGUD ÀNGELA MONTAGUD ÀNGELA MONTAGUD ÀNGELA MONTAGUD ÀNGELA MONTAGUD ÀNGELA MONTAGUD ÀNGELA MONTAGUD ÀNGELA MONTAGUD ÀNGELA MONTAGUD ÀNGELA MONTAGUD ÀNGELA MONTAGUD ÀNGELA MONTAGUD ÀNGELA MONTAGUD ÀNGELA MONTAGUD ÀNGELA MONTAGUD ÀNGELA MONTAGUD ÀNGELA MONTAGUD ÀNGELA MONTAGUD ÀNGELA MONTAGUD

Encontre en Espai Alfaro

Montagud & Hofmann

«En el momento en el que de una manera involuntaria decidimos no crecer más, nos dimos cuenta de que si asumíamos mucho nuestro trabajo se desvirtuaría» ÀNGELA MONTAGUD

«El tamaño grande de los estudios siempre parecía un salvoconducto, una garantía del trabajo bien hecho, aunque en realidad puede ser signo de querer abarcar demasiado» ANDRÉS ALFARO HOFMANN

«Llegó un momento en el que nos preocupaba más cómo pagar los gastos que en hacer bien los proyectos… decidimos quitarnos gastos, quitarnos los proyectos que no nos hacían felices» ÀNGELA MONTAGUD